Arte y Sociedad


La relación entre arte y sociedad es problematizada de diversas perspectivas. El arte es muestra de expresión de una sociedad, refleja formas de percibir el mundo, comprender la historia, sensibilidades y por qué no, también se anima a mostrar problemáticas de un momento determinado. Sin embargo, las expresiones artísticas que realmente llegan a interpelar en lo profundo de nuestra cultura, escapan a las ataduras del tiempo. En muchos casos, sin proponérselo como meta inmediata, se instauran en un lugar desafiando dicha temporalidad jugando con lo eterno.

Esta trascendencia del arte nos impulsa a un cuestionamiento filosófico que se refiere más bien a cuál es la actitud que deben tomar los artistas, o el arte en si, en nuestra sociedad. ¿Arte serio? ¿Arte comprometido? Estas categorías dejan implícito la existencia de otro tipo de creación que escapa a esos adjetivos. Sería algo así, como obras que no buscan más que lo efímero, lo circunstancial, pasando por la historia sin generar absolutamente ningún tipo de reflexión. Este tipo de bifurcación se comenzó a tejer sobre todo durante la modernidad, entre la vorágine que la misma implico en la cultura.  ¿Pero donde queda el ideal romántico del artista que deja marcas de su yo individual en sus obras? ¿Quedan exentos estos mismos de lo que podríamos llamar arte comprometido?

“Las obras de arte surgen del esfuerzo por expresar ideales éticos. Determinan la imaginación y la sensibilidad del artista” En esta definición del cineasta Andrei Tarkovsy, podemos encontrar esta idea de un artista comprometido con la sociedad, sin embargo, no desdeña lo personal, lo que el artista siente y percibe. Hay varias concepciones que suelen ser tomadas un tanto erróneas, como que el arte comprometido parece obligar a quien crea percibir el mundo desde una tercera persona, como algo exterior a el mismo.


Deteniéndonos profundamente en este análisis, podemos ver que no es del todo incompatible esta visión “individualista” del artista con lo que lo rodea. Nadie escapa a los marcos sociales en los cuales vivimos y aunque se intentara huir de los mismos, el artista y su obra expresan también implícitamente un compromiso de búsqueda y encuentro con el otro. En esta búsqueda, se produce una comunión de almas que llegan a través de determinada obra donde todos somos uno en un mismo mensaje. Donde sin dudas, el yo individual de cada uno, incluyendo el artista, se sumerge en un yo común a través del arte. Sin dudas una de las formas más poéticas de comprender y apropiarse del mundo, ayer, hoy y siempre.


Alejandra

Cilclo de poesía y narrativa

La memoria se construye. Trabaja el pasado desde el presente. Implica "pasados que nunca pasan". La memoria se establece como un manto de encuentro y cohesión sobre todo para quienes el ejercicio de recordar implica traer del pasado recuerdos que se forjaron a través del dolor y la pérdida.

"Relatos y memorias de la dictadura" es la descripción del libro recientemente publicado titulado "Golpes". Miguel Dalmaroni, uno de los editores del libro nos habla acerca del clima de epoca de ese momento y de la idea de narrar aquellas oscuras paginas de nuestra historia a través de diferentes voces que recuerdan desde su niñez y adolescencia el sentimiento de miedo que reinaba en nuestro país. Por eso, Dalmaroni explica, que la convocatoria  de escritores y escritoras estuvo dirigida a aquellos nacidos entre 1957 y 1973, quienes tuvieron como desafío narrar, dar forma y plasmar aquellas memorias y recuerdos, recortes o ficciones que tienen como marco la última dictadura militar en nuestro país.

Interpelar a través del recuerdo y llegar a los lectores con pequeños detalles hacen que quienes no hayamos  vivido en esos años, sintamos esa proximidad con las sensaciones allí descriptas. El temblor de las manos de una madre, el susurro como expresión del miedo, la inocencia que se comenzaba a desdibujar con los acontecimientos que se iban sucediendo, son algunos de las sensaciones que se encuentran a través de las 24 voces convocadas para narrar esas historias.

El libro fue presentado en el marco del ciclo de poesia y narrativa, el lunes 16 de mayo a las 20hs en la Universidad Nacional de Quilmes junto con Miguel Dalmaroni ( editor del libro), tambien se encontraban Monica Rubalcaba (profesora de la universidad ), el magister Daniel  Badenes y Paula Tomassoni, autora de algunos de los relatos allí publicados.
 Pero sin dudas el anfitrión menos esperado esa noche sería el frió, el cual se podía percibir en abultados abrigos y algunas tímidas narices rojas. Mónica fue la encargada de "romper el hielo",  y a la hora de hacer mención a uno de los relatos de Paula, destacó el detalle que la autora describe en uno de ellos cuando recuerda la bolsa de agua caliente que su madre ponía en su cama a la hora de dormir. "Cuando describí esa escena me acordé del frío que solía sufrir cuando era chica" recordaba Paula, quien en su relato "mil nueve setenta y nueve" nos habla desde los acontecimientos que vivió aquella niña, de padres "gorilas" con tios fervientemente peronistas, la cual retoma desde la cotidianidad de su niñez,  el clima de miedo y terror que se había naturalizado en el ambiente.

"...La cuadra parecía tener mil metros. Al llegar a la esquina, siempre escoltados por la luz amarilla, papá agarró el volante y dobló. Nosotros seguíamos acurrucados en el piso del auto. Mamá se tapó la cara con las manos" La charla se sucedió en un lugar concurrido de la universidad y las voces y ruidos de alrededor se hicieron percibir, por momentos, incluso algo molestos. Pero mientras Paula narraba su relato frente a todos nosotros, el silencio reinó por los minutos que duró aquella historia, como si hasta las puertas y marcos de las aulas escucharan con atención cada una de sus palabras.

La realidad es que la noche ya había caído, eran pasadas las 21hs y, el cansancio luego de una larga jornada de cursada y trabajo, en algunos casos, se traslucía en los rostros presentes. El intercambio entre estudiantes y presentadores fue tímido al comienzo pero productivo al final de cuentas, ya que las reflexiones y preguntas que fueron surgiendo a lo largo de la charla hicieron que nos llevaramos varias cuestiones en las cuales repensar y analizar.

Las heridas comienzan a sanar cuando se rompen las cadenas del silencio. Y hoy, sin dudas, el contexto en el cual nos encontramos nos permite escuchar a quienes narran a través de sus recuerdos, heridas, que no solo se encuentran en el cuerpo físico de quienes los cuentan, sino que se han surcado en nosotros como sociedad. Golpes ingresa a ese difícil recorrido que aun transitamos en la historia de nuestro país y nos permite sumergirnos en el incesante trabajo de la memoria que nos acontece ante el horror vivido.


Alejandra


“El pensamiento es efímero, la imagen absoluta”

Andrei Tarkovsky (1932-1986)


Sus pinturas sugieren, e invitan a sumergirnos en un mundo donde sentir y pensar forma parte de un mismo camino. Santiago nos abre las puertas de su casa en Don Bosco y nos cuenta un poco acerca su vida y cómo la misma surca un camino a través de sus obras.

Por Alejandra Martínez

Santiago nació en Quilmes. Tiene 34 años y la pregunta acerca de su vocación jamás se la había planteado en su vida. Dibujó desde muy chico. Copiaba dibujos de historietas, revistas e incluso dibujos que le hacían sus padres. Los años pasaron y llegada la adolescencia comenzaron a surgir las típicas preguntas que a todos alguna vez nos aquejaron. ─Yo me acuerdo que estaba por terminar el secundario y pensaba... ¿Qué voy hacer? ¡Estaba claro que iba dibujar! ¿Qué iba a estudiar? ¡No tenía ni idea! Había gente que me decía: " Vos tenés que hacer diseño gráfico, porque el diseño, porque blah" ¡Y uno no sabía si quiera qué era el diseño gráfico! Hoy se sabe. ¡Le pregunto a mi tía y sabe qué es el diseño gráfico! (lo dice entre risas) Antes el diseño gráfico estaba en las cosas, pero no había un poderío de la imagen tan zarpado como lo existe hoy.

Qué hacer de tu vida después de la escuela no es algo que escape a muchos de nosotros, pero para Santiago significó una búsqueda que iba más allá de algo de lo cual vivir. Su padre, contador, lo incentivaba en el dibujo, aunque Santiago en el secundario apostó a una orientación contable. ─Fue una especie de decisión nefasta. Por suerte no me dediqué a eso ─ Ríe por lo bajo, con la mirada entre cansada y soñadora, mientras tomábamos café en su taller, entre varios proyectos en los cuales está trabajando para exponer acá, en Buenos Aires y pedidos para el exterior.

Santiago comenzó a trabajar ilustrando la parte de literatura de algunos libros educativos, y previamente había ya publicado en fanzines y en la revista comiqueando. ─Aprendí bastante mientras empezaba a trabajar. Eso es algo como para la gente que recién arranca: No hacer solo hasta donde te conviene económicamente. Piensa mucho, y se detiene bastante en esta idea y para ser más explícito cita un fragmento de un poema de Ezra Pound: ─ “Con usura no se hicieron las grandes obras de artes” A mí me sirvió hacer bastante más de lo que me convenía económicamente. Conozco casos muy cercanos, que han estado laburando para manuales o para libritos que se hacen en dos minutos y ya se acostumbran a trabajar con esa lógica y con ese nivel de detalle.

"El Rey Amarillo" 
Hoy en día ilustra para editoriales como Sudamericana, Planeta, Zorro Rojo, Random House, entre otras más. Cuando tenía 21 años fue galardonado con el premio de dibujo en el salón de artes plásticas del Museo Roberano. Expone en nuestro páis, pero también en Brasil, España, Estados Unidos y México, donde estuvo hace poco presentando dos libros, “El Rey Amarillo” de Robert W. Chambers y “Los cantos de Maldoror” de Lautreamont.

En una especie de lucha interna, de batir ciertas ideas que comenzaban a hacerle ruido, Santiago encontró a través de sus obras una forma de discutir desde su lugar. Un lugar repleto de imágenes que nos hablan e intentan decir algo en concreto. Se siente lejos de la idea estereotipada de “horror”. Es algo que hoy en día le genera muchas preguntas. Porque precisamente no es a donde realmente estaría apuntando. Vemos a sus obras cómodas situarse, por ejemplo, junto a ciertos escritores malditos como Baudelaire o Edgard Allan Poe. ─Hay algo horroroso en la estética pero hay algo en concreto que se está discutiendo de la cuestión humana, de las preguntas que generan el existir de la humanidad. A eso es a lo que yo tiendo. Cuando laburé en la revista Caras y Caretas, la cosa iba por ahí también. Cuando uno trabaja los 70 o ciertos aspectos de la historia argentina que son bastante complejos y oscuros, hay un estética del horror, de lo oscuro… pero… no sé si es eso ¿Entendés? (Deja la taza de café y se agarra la nuca como en un ejercicio de poder dar forma a la idea que intenta expresar).

¿Qué lugares son los de los cuales intenta alejarse? Santiago busca evitar que lo editorial “lo marque”. De hacer más allá de lo que le piden y considera que es muy importante evaluar hacía donde se dirigen ciertos pedidos. En cierto tono gracioso nos comenta acerca de ciertos trabajos a los cuales decidió no ilustrar.
 ─¿Por qué?
─Incluso en la editorial Planeta. Me dicen “mirá, tenemos la saga del pendorcho mágico del no sé qué (risas). ¡Claro! Ahí ilustras una bocha de libros, te va a ver un montón de gente pero no es eso lo que yo defiendo estéticamente, discursivamente ni poéticamente. ¡No quiero leer eso!
─ ¿Por ejemplo a qué libro le has dicho que no?
Una saga de novelas fantásticas que tienen que ver con Narnia. Piensen en eso, una mezcla entre Narnia y Crepúsculo. Son cosas que se arman para el público adolescente que son completamente olvidables. ¡Ni da! Después las ves publicadas y transpirás, y decís “bueno, es trabajo”. ¡Pero no! Después no la sacás más de circulación.

Esa conexión con el terror, o el horror como cliché comercial, es donde Santiago evita quedarse. Toma los temas, historias de determinados libros y los resignifica desde un lugar de discusión, de ruptura más allá de determinadas instituciones, sino desde los propios valores en los cuales había criado.
Digamos que en la infancia de uno no es todo color de rosa. (Suelta esta frase en un tono sarcástico). ─Yo creo que tiene que ver con una discusión de ciertos valores, que en mi caso fueron inculcados desde la infancia, con lo religioso. Mi familia está en la iglesia y yo prácticamente nací y me crié ahí. La visión de mundo que construyen sobre uno en ese tiempo tiene que ver con una visión muy antigua. Cuando uno pasa por la adolescencia, un montón de cosas no te cierran de eso, pero al mismo tiempo era muy difícil proponerse irse de ahí. No irme de la casa de mis viejos ─ (sonríe y reflexiona) ─porque en ese momento era imposible con 15 años. Creo que la conexión con el terror tiene que ver con una disputa de sentido que hace la religión o ciertas filosofías o ideas de otro tiempo.

Además de ilustrar libros, tapas de disco, historietas, se dedica a improvisar en vivo sobre el lienzo. Generalmente acompañado de músicos que hacen lo mismo con sus instrumentos. Esta experiencia artística invita a vivir una imagen poética a través de varios sentidos conectados a la vez. La música lo lleva a ciertas búsquedas que exceden lo pictórico que a su vez lo encuentra como interprete.
Yo toco la guitarra porque era salmista de la comunidad. Era el que cantaba ahí. Lo que vos cantabas, encarnaba un misterio y una experiencia de vida. No era una canción solamente. Era algo que hablaba acerca de ese misterio sobre esa realidad dolorosa y trágica. Vos encarnás eso, buscando cierta belleza. Estás diciendo lo que te conmueve y es como que estás ayudando a la vez a otros a entrar en esa profundidad, en la experiencia de lo espiritual. Cuando corté con ese mundo, se rompieron muchas cosas…

Santiago ve en esta ruptura con la iglesia algo muy ligado muy personal que se sumerge en el arte. Padre de dos hijos, su divorcio significó pasar por encima de aquellos valores que supo encarnan en su juventud. Al momento de casarse ya no iba a la iglesia, pero en nombre de ese rito religioso concluyó dando el sí frente a un sacerdote. Había configurado un mundo que de pronto se había
venido abajo. La pérdida de todo aquello, fue como lidiar con la muerte absoluta de todos esos valores que él ya venía discutiendo.
Todo esto forma hilos en los cuales uno puede colocar las obras de Santiago. En muchas oportunidades algunas de las preguntas que lo embriagan no se van muy lejos de aquellas que les pueden llegar a surgir a sus dos pequeños hijos. Ellos vivieron junto a él parte de aquella crisis y muchas veces, señala, dicen cosas muy poéticas, y que no escapan demasiado a la idea de sentir y pensar al mismo tiempo.

Claro, ser padre no es fácil, mucho menos cuando en tu taller está repleto de pinturas u obras que tal vez puedan significar muy fuertes para pequeños de 4 y 6 años.
─ ¿Qué te dicen acerca de lo que pintás?
Comienza a reír y de repente recuerda una anécdota que tiene como protagonista a su hija más chiquita: ─Yo estaba laburando eso (nos señala una imagen de un hermafrodita que había ilustrado para uno de los Cantos de Maldoror de Lautremont) y mi hija, que tenía tres años, me dice: “¿Por qué tiene tetas y pito?”─ (Risas) ─Siempre estoy laburando con cosas que discuten con el orden de lo convencional, y obvio que le surgen preguntas a los pibes.
Santiago encuentra su lugar discutiendo con problemáticas en todas sus formas. Los niños están repletos de preguntas, filosóficas, poéticas, incluso lógicas que lo ayudan a orientarse en esa búsqueda. Sus obras no representan un mero pedido editorial y detenerse a observar aquello que se simboliza a través de la imagen, no responde solamente a un discurso de un libro, por ejemplo, sino a la interpretación y la resignficación que el artista, en este caso el ilustrador, hace del mismo.

Siempre miro para atrás y pienso en cómo estaba en determinado momento, cuáles eran las cosas que me aquejaban y veo trabajos, tapas de discos, de libros, por ejemplo y el tema están encarado por ese lado. ¿Entendés? Siempre está lo que me pasa, lo que me pregunto. Por eso hay hilos a lo largo del tiempo. Siempre hay algo que dice que fue uno el que estuvo pasando por ahí.

Ayer, 29 de abril se estuvo dando en San Telmo un evento en conmemoración del aniversario del nacimiento de la poeta Alejandra Pizarnik, donde pintó  en vivo frente al público. Además hubo músicos improvisando y se leyeron poemas de la misma. Santiago encuentra en ella una especie de comunión, la cual describe como un entendimiento de la problemática del artista. El desenlace de la vida de Alejandra, bastante trágica, la encontró repleta de interrogantes que la abrumaban. Santiago ve en ella una afinidad, pero de la cual busca rescatarse por momentos.

(Obras pintadas en la noche de ayer en vivo)

El arte ayuda, pero no es la única manera de aliarte con la existencia. Si no escribía (Alejandra), no podía habitar el mundo porque era insoportable. Fue como vivir el mundo a través del poema. Y… (Dice con cierta nostalgia) no… hay otras cosas también. Para mí el mundo es insoportable en muchas medidas, pero hay un montón de cosas que dan felicidad y oxígeno. Recién me preguntabas por los pibes. Si yo no hubiese tenido los pibes que tengo, no la hubiera pasado tan bien y realmente no hubiera podido desarmar esas búsquedas extremas que a veces tienen lo relacionado con lo artístico



PD: Entrevista y edición para cátedra de la Universidad Nacional de Quilmes

Anomalía - Una vida en el Infierno - 2015



A Fines del año pasado salió el nuevo disco de Anomalía.
Tuve la oportunidad de escuchar un adelante en uno de sus shows en Club V a mediados del 2015 y puedo decir que dejaron a más de uno con ansias ante la espera de su nuevo material.
Voces limpias, gritos desgarradores, donde la impotencia, el dolor y la ira son la materia prima en cada una de las letras que, su vocalista ex Dar Sangre, Ramiro Arias interpreta a la perfección.

Muchos englobarian a Anomalia en una "banda mas de metalcore". Errados en cierta forma debo considerarlos. Anomalía toma ciertas cosas de aquel estilo, los contrastes, gritos, voz limpia, riffs melódicos pero con una violencia arremetedora. Sin embargo, algo hace en Anomalia, que traiga con sigo una bocanada de aire puro a través de los recursos ya mencionados.




También es probable ubicarlos dentro de  la misma linea que bandas como Deny. Pero Anomalía va más allá, y se encuentra en el nivel de violencia, y en la calidad de músicos con los que cuenta.
Los riffs a carga de David Lapalucci no da respiro tirando a cada minuto riffs que combinan con una belleza casi inaudita en cada arreglo que tiene cada uno de los temas.


A continuación, link de youtube de la banda, donde pueden escuchar el disco entero.




El próximo 10 de abril se estarán presentando en el Salón Pueyrredon junto a Fuego Interior, Briomak, Abbasi, Reflejos y Semper.







Alejandra



Avernal - La Quimera de la Perfección 2016 -



Este año cumplen 23 años en la escena under del metal extremo nacional.
Avernal, hoy forma parte de una de las bandas que pisa cada vez más fuerte y  este año lanzó su septimo album de estudio titulado "La quimera de la perfección" para reafirmar que están más consolidados que nunca y que aun pueden ofrecer más y romper cráneos sin misericordia.

Temática de letras alrededor de la alquimia, dejan un poco la temática ya explotada "anti dios" que disco a disco encontraron formas diferentes de escupirnos su odio al cristianismo.
Autodenominados Death and Roll, Avernal coquetea con el stoner, arremete a lo bestial, rriffs cabeceadores y cortes que buscan la calma dentro de la tormenta.




En los últimos años fue más que fructífero para la banda,, ya que se dieron el lujo de tocar en el interior y telonear a  la banda sueca Entombed A.D. en su primer visita a Argentina.
Este 2016 lo arrancaron con todo, lanzando su nuevo trabajo discográfico,( el cual se encuentra disponible para descargar de forma gratuita) y el pasado fin de semana fueron soporte de la mitica banda más representativa Crust Punk & Grindcore, Extreme Noise Terror, en un recital inolvidable organizado por la productora OriginsProd.

Algo se estuvo gestando y cada vez viene pisando más fuerte y  Avernal, sin dudas, forma parte de las filas de este pequeño GRAN movimiento de la escena extrema.

A continuación dejo links de descarga sitios de la banda,


FACEBOOK
BANDCAMP
LA QUIMERA DE LA PERFECCIÓN - DESCARGA -


Alejandra


Acantilados en Factotum


El día transcurre como uno de tantos. Aveces me animo a querer quebrar con la monotonía, pero suelo fallar, repitiendo el mismo patrón casi ciclicamente.... Pero este  sábado surgió una propuesta interesante.
Se trataba de un recital de Acantilados, unos chicos oriundos de Quilmes que incursionan en un post rock instrumental bastante interesante.

Tuve la oportunidad de verlos en vivo hace más de dos o tres años, en un bar de la zona. En su momento se presentaron como un trio, y esta vez incluyeron un músico más, tecladista, encargado de algunos instrumentos de percucion a su vez.
La cita esta vez fue en el centro cultural Factotum con una banda invitada, Alamut. No puedo ofrecer una critica demasiado profunda acerca de ellos, pero fueron la banda de sonido de una muy grata charla con mi amigo que fue ideologo y acompañante de dicha propuesta al cual tengo mal acostumbrado a recitales donde la gente vuela por los aires en pogos desenfrenados.

Llegó el turno de Acantilados, y creo que la única objeción, es que tal vez nos hubiese gustado que toquen un rato más. Pero bueno... esto es así.
Viajamos por unos minutos, volamos y volvimos a donde estábamos.
Utilizan un recurso, el cual lo saben explotar a la perfección, además de los viajes astrales que nos proporcionan con sus melodías y efectos ( los cuales generan climas sublimes), que son  los matices, fundamentales en el trayecto de cada uno de los temas.

El comienzo suave, casi tímido y tenue... que va en in increscendo inaudito hasta arrebatar como un grito de impotencia que llevaba tiempo contenido. Pelican, amesoeurs, alcest, son las influencias inmediatas
que se me vienen a la mente.

Recomiendo la escucha de esta banda, les dejó link para que puedan hacerlo, pero recomiendo aun mas, vivir la experiencia en vivo.


BANDCAMP
FACEBOOK





Alejandra


Antonio Porchia - Voces (fragmento)

Hace unos días un amigo muy cercano vino a tomar unos mates a casa. Vil falacia la de compartir dicha merienda, el único objetivo de tal encuentro era precisamente encontrarnos un poco después de sentirnos a diario tan perdidos.

       La charla transcurrió como siempre, entre chistes acerca de mis gatos, humor negro, sarcasmos varios acerca de la vida misma, etc. Pero en algún momento nos ponemos serios. Me recomendó este libro, (y miles de peliculas, las cuales aun están en mi lista de pendientes) y subrayó en el mismo algunas oraciones que para él eran significativas.

       Me dejó un libro, me dejó un poco de si mismo y yo lo tomé y encontré un poco de mi misma en él ....
        Hoy dejo un fragmento, debajo un link donde el que guste pueda descargarlo. 




VOCES



Antes de recorrer mi camino yo era mi camino.
*
Sin esa tonta vanidad que es el mostrarnos y que es de
todos y de todo, no veríamos nada y no existiría nada.
*
El hombre no va a ninguna parte. Todo viene al hombre,
como el mañana.
*
Quien me tiene de un hilo no es fuerte; lo fuerte es el
hilo.
*
Un poco de ingenuidad nunca se aparta de mí. Y es
ella la que me protege.
*
Mi pobreza no es total: falto yo. 

Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más
alto.
*
Vengo de morirme, no de haber nacido. De haber
nacido me voy.
*
Me hicieron de cien años algunos minutos que se
quedaron conmigo, no cien años.
*
Casi no he tocado el barro y soy de barro.
*
El universo no constituye un orden total. Falta la adhesión
del hombre.
*
Las alturas guían, pero en las alturas.
Han dejado de engañarte, no de quererte. Y te parece
que han dejado de quererte.
*
Mis ojos, por haber sido puentes, son abismos.
*
Y sin ese repetirse eternamente de todo, de sí mismo
a sí mismo, a cada instante, todo duraría un instante.
Hasta la misma eternidad duraría un instante.
*
Hallarás la distancia que te separa de ellos, uniéndote
a ellos.
*
El mal no lo hacen todos, pero acusa a todos.
*
Lo pagado con nuestra vida nunca es caro.
*
Quien no llena su mundo de fantasmas, se queda solo.
*
Más llanto que llorar es ver llorar.
¿Habría este buscar eterno si lo hallado existiese?
*
El dolor no nos sigue: camina adelante.
*
Tu mano me busca, porque me cubre todo y no es
transparente.
*
Quien se queda mucho consigo mismo, se envilece.
*
Cuando todo está hecho, las mañanas son tristes.
*
Todo lo creado, sólo es lo que tú puedes crear con
todo lo creado.
*
En plena luz no somos ni una sombra.
*
Con algunas personas mi silencio es total: interior y
exterior.

*El frío es un buen consejero, pero es frío.
*
Te asusta el vacío, ¡y abres más los ojos!
*
Cuando no se quiere lo imposible, no se quiere. ...






Alejandra

Holy-Days

"La raza humana es igual en todas partes. La inmensa mayoría emplea casi todo su tiempo en trabajar para vivir, y le abruma de tal modo la poca libertad de que goza, que pone de su parte cuanto puede para perderla. ¡Oh destino de los mortales!"   ("Werther")

Estimados humanos.
Libre de muchas obligaciones, llámese a este periodo como "vacaciones". Pasaré la escoba por aquí y llenaré con algunas líneas por allá.
Hasta que pierda mi libertad de ocio nuevamente.
Tengo un puñado de anécdotas y momentos bizarros que merecen su pequeño desarrollo.
Próximamente...


Alejandra